viernes, 28 de mayo de 2010

LA BODA por Gabriela Szuster


Tan pronto el sacerdote concluyó la frase…”y formareis una sola carne”, el novio, excitado, se lanzó a devorar a la novia. En un instante comprendió horrorizada que se había enamorado de un integrante de la tribu “Monfú los caníbales del norte“y que no tenía escapatoria. Comenzó a correr, desesperadamente, aunque sabia que no podría llegar muy lejos… Al cabo de media hora de desenfrenada carrera, se escabulló por un atajo que apareció al costado del camino. Siguió caminando a paso más lento, para recuperar el ritmo de la  respiración, sintiéndose de pronto más tranquila y a salvo.  Cuando se convenció que  había logrado escapar, un grito perforó el aire comprendiendo en ese instante que había salido de su garganta. Con el corazón a punto de escaparle del escote vio horrorizada que un león salvaje se disponía a devorarla. Sin saber de dónde le vinieron las fuerzas sus pies la llevaron instintivamente a correr alcanzando una velocidad casi sobrehumana. Llegó a un claro del bosque, y divisó un río. Sin pensarlo dos veces, se zambulló y comenzó a nadar desenfrenadamente. Al cabo de un rato, con los brazos y piernas entumecidos por el esfuerzo, respiró profundo sintiéndose nuevamente a salvo. Salio del río y comenzó a pensar que hacer. Distraída en sus pensamientos, no vio una trampa camuflada para cazar jabalíes, cayendo en un pozo bastante profundo. Quedó tirada en una postura muy incómoda, sin poder incorporarse. Las lágrimas brotaban  mientras intentaba comprender por qué el destino se había ensañado con ella de esa forma. Gritó pidiendo ayuda pero nadie parecía escucharla. Pasaron unos minutos…nada. Volvió a gritar, esta vez más fuerte. Escuchó pasos, alguien se acercaba, su corazón comenzó a latir agitado: - “aquí, aquí… por favor “. Su mamá la ayudó a levantarse  del suelo, mientras le decía:-“tuviste una pesadilla mi amor, seguramente son los nervios por tu boda”.

4 comentarios:

A.R.N. dijo...

es que el casamiento es para temer... pooobreee

David dijo...

"Tá" lindo. Me pregunto ¿a qué le teme ella? ¿A la eventual pérdida de la virginidad o de la libertad?
¡Qué pesadilla!

GaMyr dijo...

Queda a tu criterio David, cada cual con sus miedos...

GaMyr dijo...

A.R.N no siempre ! Hay casamientos que perduran...