sábado, 22 de mayo de 2010

PECADOS CAPITALES por Shoshana Zaltzman

(la consigna, elaborar un relato en el cual aparezcan por lo menos dos pecados capitales)



Celestina Macedonia abrió una boutique en el shopping de Palermo. Invitó a todo el mundo a la apertura. Llegaron muchos famosos, políticos, actores, escritores y músicos. Todos vinieron a codearse con gente de la aristocracia a ver si salían en los sociales de las revistas de la semana.
Celestina encargó sándwiches de miga, bocaditos, masas y bebidas a la par de un stock muy exclusivo de vestidos, carteras, guantes y todo tipo de accesorios femeninos, casi todos importados de Europa (las etiquetas de "made in China" las eliminó previamente).
Lujuria se compró un vestido totalmente bordado en piedras de Swarovsky en color rojo fuerte; le quedaba tan lindo que hasta Soberbia, siempre tan enamorada de sí misma se lo elogió. Envidia se molestó tanto que adquirió un traje verde oscuro, paquetísimo con tal de hacerle sombra. Avaricia encargó dos pantalones y tres blusas, para lo que usó tres sueldos y  de nada sirvieron las peticiones de Gula, tragando tantos sándwiches como podía para que se midiera un poco en los gastos. Ira estaba de lo más nerviosa, ya que Pereza se sentó en un sillón y no quería acompañarla a ver nada.
La apertura del local fue un éxito. Los semanales señalaron el evento con fotos y comentarios. Se acabaron los sándwiches y los bocaditos, pero Celestina, decepcionada con lo que recaudó en la caja entendió que a los Pecados Capitales no hay que invitarlos, ellos llegan solos.  

4 comentarios:

A.R.N. dijo...

bueno tu texto, si parece verlas a las chicas...

shula dijo...

tenes razon ...vienen solas....

GaMyr dijo...

Muy bueno, original, entretenido. Me gusto mucho.

David dijo...

Creativo y divertido. Y supongo que didáctico...