viernes, 4 de junio de 2010

OBSERVACIONES, CAVILACIONES Y CONCLUSIONES DE UNA DIFUNTA por Gladys Goldszteyn


Creo que me descompensé. Sentí que el motor de mi máquina se detuvo y dejó de funcionar. A mi alrededor se aceleraron todos los mecanismos, los médicos apresurados monitoreaban, las enfermeras trataban de ayudar. Pero todo fue inútil, “pasé a mejor vida”, (popularmente dicho). ¿Será verdad? ¡Ojala…! No voy a dramatizar ninguna situación, ya que para drama estaba la vida. Vino doña “Reencarnación” a darme la bienvenida y a hacerme toda clase de ofrecimientos. Espantada le dije que no, que muchas gracias, que al mundo de los “vivos”, ¡no vuelvo ni loca! “Prefiero estar muerta” contesté; nunca mejor dicho…Llegó mi querida hija llorando. Comencé a mandarle energía positiva y curativa antes de que mi cuerpo se enfriara totalmente.
Pronto se repondría; la vida continua pensé. Al enterarse mi ex fríamente vomitó: - a todos nos va a llegar la hora-.Mi amiga apenada y muy enojada, arguyó: - yo le dije que se cuide; comía como una cerda-.
El hijo de la vecina que llegó al velatorio a buscar a su madre susurraba en su oído: - ya sé que se murió la vieja de al lado, pero tengo hambre, vamos a casa y me preparas algo de comer-. Llegaron algunos conocidos, entre murmuraciones se cuestionaban que yo no era tan mayor. Algunas mujeres (conocidas de paso), decían que yo no les caía simpática. Nada se puede hacer al respecto; si todos coincidiéramos el mundo sería mejor… Mi perro fue el único que lloró en silencio, el sí que no lo podrá superar, seguro. ¿Quién lo protegerá y le dará cariño? Además ya sabemos que son incondicionales como nadie.
Bueno por fin, llegó la hora de partir hacia el cementerio, y la conclusión que saco es la siguiente:
Después de todo, los únicos que nos jodemos somos los muertos…
¿O a lo mejor no…?

PD: Por el momento, ni Dios, ni tampoco el Diablo han venido a mi encuentro.
Salvo algunos gusanos hambrientos que se están engordando y procreando rápidamente.
¿Será verdad lo del paraíso o el infierno…?

1 comentario:

GaMyr dijo...

Te felicito Gladys por el relato, bien llevado y ameno.