domingo, 1 de abril de 2012

Injusticia por Vera Raquel Winitzky

Hace varios años, en un país que se decía democrático, ocurrió un suceso que
afectó mucho, a sus habitantes. Todas las personas en general tratando de mejorar
su situación en su vejez, ahorraban con mucho sacrificio.
En aquel momento un banco céntrico comenzó a trabajar muchísimo y pagaba algún
punto más de interés sobre los depósitos en efectivo y dólares. Todos le tomaron
confianza y comenzaron a depositar sus ahorros.
                                 Pasaron unos dos años y cundió la noticia que ese importante
banco cerraba sus puertas por quiebra. La desesperación de los acreedores fue
intensa pero conformada por las radios y noticiosos que comunicaban que se les devolvería paulatinamente el dinero depositado en efectivo.
                                 Los depositantes entraron en pánico y comenzaron las aglomeraciones, protestas y manifestaciones, agravada por los grandes titulares de
los diarios. Con respecto a los depósitos en dólares, no se mencionaba ni una palabra.
                                Pasado un gran lapso de tiempo se fueron devolviendo en
cuotas, los depósitos en efectivo.
                                 El tiempo transcurrió y a pesar de las reuniones de protesta
en las puertas del banco, manifestaciones en las plazas importantes con pancartas,
intervención de personas influyentes, los dólares no fueron devueltos.
                                 Y así pasaron muchos años sin ninguna novedad al respecto.
Los damnificados sufrieron mucho al perder sus sacrificados ahorros. Hasta el día de
la fecha esta injusticia quedó impune.

2 comentarios:

Gaby dijo...

Una critica social que nos toca a todos muy de cerca.

NANCY dijo...

Seguimos en lo mismo, similares estafas se siguen repitiendo, el pueblo olvida, confia, tiene esperanza.